Por eso se llama Gracia

Este excelente vídeo nos enseña que nuestra salvación no depende de ningún esfuerzo que los hombres podamos hacer, pues nada de lo que tú y yo hagamos en este mundo nos podrá librar del infierno, no es nuestras buenas obras y lo bueno y bondadoso que podamos ser, todo depende de Jesucristo que pagó por nuestros pecados en la cruz.

Lea También  La Fotografía