Yugo Desigual

No habras tu corazón a alguien que nisiquiera abre la Biblia,

Lea También  Desprendimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.